Twitter

Miembro de

Falso testigo

Esta mañana, mientras me ponía al día con Microsiervos, me he topado con un artículo en el que han puesto un top 10 de los trabajos más coñazo de la Antigüedad. Leyendo el número 1: Delator, he recordado algo que vi ayer en las noticias y que realmente me impresionó:

Ana María P.M. es una chilena de 59 años que lleva 30 de ellos en Barcelona y, visto lo visto, decir que su relación con los Mossos d'Esquadra es de puro odio sería quedarse corto. Esta señora, si puede llamársele así, ha sido grabada alardeando de ser testigo falso en un caso contra los Mossos en el que gracias a su testimonio, tres agentes fueron enviados a la cárcel por seis años y otros dos condenados a penas inferiores. Y lo peor de todo, es que hacía eso mientras acordaba otro falso testimonio con el abogado de su supuesto inquilino, el cual llegó a darle 500 euros por su trabajo. Lo que esa mujer no sabía era que el abogado en cuestión era el director de Método 3, una agencia de detectives barcelonesa contratada por las defensas de los mossos. Lo malo de todo esto es que las defensas no han podido presentar judicialmente las grabaciones para sus recursos ante el Tribunal Supremo...pero espero que se haga algo para encerrar a esta mujer y se liberen los agentes condenados injustamente.
Todo el mundo vio anteriores grabaciones de mossos maltratando a detenidos y mucha gente de Barcelona ha sido testigo de que a veces algunos agentes pueden pasarse de la raya...pero mentir tan deliberadamente, acusando a agentes injustamente y ayudar a que sus acciones sean calificadas de tortura y sean enviados a la cárcel me parece de lo más vil y rastrero posible. Gente como ella hace que la imagen de los que se supone que nos protegen se degrade y no se puede permitir que Ana María salga impune de esto. Y es que, encima, ayer tuvo la cara de salir en televisión negando la veracidad de las cintas y diciendo que ella jamás ha dicho tales revelaciones.
Os dejo el video que ha facilitado la agencia de detectives a los medios de comunicación, no tiene desperdicio:


0 comentarios:

Publicar un comentario